Páginas

2 de diciembre de 2012

Adviento, «aparejar» el corazón

según san Juan de Ávila



«¡Bienaventurados días que se ocupan en aparejar el corazón par aposentar a su Creador! Que este tiempo del Adviento tiempo santo es, instituido para aparejarse el hombre para aposentar a Dios .Pues Dios ha de venir a visitarnos, razón es aparejarle el corazón…De personas cuidadosas es mirar cuidadosamente si está aparejada la casa cuando han de recibir a alguna persona en ella. Pues hemos de recibir no a hombres, sino a Dios, razón es de aparejar el alma, no vea algo que le desagrade… Quéjome, dice Dios, de los que andan muy alegres, ocupados en negocios del mundo y en vanidades, y están descuidados de pensar en mi obra…San Agustín dice que la mayor obra de las obras que Dios ha hecho ni hará es hacerse Dios hombre por los hombres»

San Juan de Ávila. Sermón 3

No hay comentarios: