Páginas

20 de mayo de 2013

Es tiempo de Primeras Comuniones


En estas fechas de mayo se celebran las primeras comuniones en casi todas las
parroquias de nuestro pueblo. Son muchos los/as niños y niñas, que se acercan por
vez primera a recibir a Jesús sacramentado en la Eucaristía.
Es toda una fiesta de familia, es también una ocasión de encuentro, es un motivo de alegría
que deja huellas imborrables en cada uno de estos niños y niñas para toda su vida.




La experiencia de la primera comunión, que va precedida de la confesión de los propios
pecados (aunque sean pecados de niño), si está bien preparada, producirá frutos
inesperados en la vida de cada una de estas personas. La infancia es tiempo para
sembrar. A veces se percibe el fruto de manera temprana.



La primera comunión tiene que ser el primer encuentro fuerte con Jesús, que nos ama
hasta dar la vida por nosotros.Ese encuentro permanecerá ahí para toda la vida.
Habrá ocasión de ampliarlo y profundizarlo más tarde.
Pero la primera comunión es una ocasión muy propicia para la iniciación cristiana de los niños
que se acercan. Y no olvidemos que también los padres y todos los miembros de la familia
quedarán tocados si este momento es celebrado como Dios manda.




Es tiempo de primeras comuniones. 
Es tiempo de siembra de las mejores experiencias que marcarán toda una vida.




Desde este rinconcito quiero felicitar a tod@s niñ@s que este mes de mayo o junio, van a recibir por primera vez a Cristo Sacramentado.