Páginas

26 de mayo de 2013

Solemnidad de la Santísima Trinidad

Dios es Padre, Hijo y Espíritu Santo




Creemos que Dios es Padre, Hijo y Espíritu Santo: tres personas distintas, que viven tan unidas en el amor infinito, que son una sola naturaleza divina. Una sinfonía de Amor donde cada Persona divina es Ella, pero en y con las demás personas divinas.
Para quien se acerque a este misterio con la sola razón, le costará mucho entenderlo; desde el corazón lo entenderá un poco mejor.

Del misterio de la Trinidad contemplado en la oración, se deduce un modo nuevo de ser y vivir la personalidad humana, creada a imagen y semejanza de Dios Así como en una sinfonía se mantiene la singularidad de cada nota dentro de la unidad de la sinfonía, la vida de cada persona es una sinfonía nacida de la afirmación personal del yo vivido en y con los demás.

 Desde la visión de fe trinitaria se deduce que el ser humano no es «yo» sin común-unión; nadie existe como individuo aislado y sin necesidad de Dios y de los otros; ninguna persona puede existir sin estar relacionada, sin amar, sin «estar- en y estar- con» los demás.

 Por tanto, hay más personalidad cuanto más amor se tenga; cuando los otros y yo formemos comunidad; cuando nada del prójimo me sea ajeno; entonces me pareceré más Dios y seré más quién soy.

Somos fundamentalmente relación. Una persona encerrada en si misma, no llegaría nunca a saber quién es; cuanto más amor. Más sabré quien soy. Incluso, la persona a quien ame de verdad me devolverá una imagen de mí mismo que no habría llegado nunca a saber si no es por el amor.

Por eso, al final de nuestra vida, según Jesús: seremos examinados de amor.


Fiesta de la Stma. Trinidad, fiesta para creer en el Amor divino, que realiza el misterio de ser tres personas en una sola naturaleza y fiesta para creer y vivir en el amor divino y humano, que me hace tener una personalidad lograda.