Páginas

24 de febrero de 2013

Segundo Domingo de Cuaresma-CicloC

La Transfiguración del Señor

Camino de la Pascua, celebramos hoy el segundo domingo de Cuaresma. Las lecturas nos muestran que nuestra vida es un camino lleno de pruebas y dificultades, pero no estamos solos, Jesucristo nos acompaña.






Hoy nos cuenta el Evangelio, que unas semanas antes de la Pasión, Jesús subió al Monte Tabor a rezar y fueron con él sus tres discípulos más queridos: Pedro, Juan y Santiago y mientras rezaban el cuerpo de Jesús se transfiguró (cambió de aspecto) y su ropa se volvió más blanca y su cara brillaba como el sol. Y junto a Jesús aparecieron Moisés y Elías (acuérdate que eran profetas) y hablaban con El sobre lo que le iba a pasar en Jerusalén.
Los discípulos estaban admirados por lo que estaban viendo, pero en seguida apareció una nube y se oyó una voz del cielo que decía:"Este es mi Hijo amado, escuchadlo".





17 de febrero de 2013

Primer Domingo de Cuaresma

Ciclo C



Reflexión:


La tentación es una realidad en la vida humana:

Israel en el desierto sufrió la tentación y la sufrimos nosotros también..
El mismo Cristo fue tentado. Las tentaciones de ayer y de hoy son fundamentalmente las mismas. Lo que cambia es la forma de presentación y el lugar.
Primera tentación: es la tentación de ambicionar, de poseer, de amontonar es la tentación del materialismo que atenaza y esclaviza.
Es creerse saciado con los valores de aquí abajo rechazando el espíritu o negando todo espacio posible a la Palabra de Dios.
Segunda tentación: es la tentación de la esclavitud a la apariencias y a la ostentación. El orgullo humano y la autosuficiencia pervierten el corazón humano.
Tercera tentación: es la tentación de crear dioses a nuestra medida y rendirles culto. Interesa la fama, el honor, la adulación, etc. 
No importan los medios para conseguirlo, incluso con la injusticia y la mentira.

Jesús experimenta las tentaciones y las supera. En la Palabra de Dios encuentra la fuerza y respuesta para vencerlas.




14 de febrero de 2013

San Valentín


14 de febrero

Día de los enamorados





Si nos olvidamos de esos carteles que pueblan las calles a comienzos del mes de febrero con anuncios sobre lo que debemos comprar para decirle a nuestra pareja que estamos enamorados, veremos que en el fondo de este día, el famoso 14 de febrero, hay mucho, pero que mucho amor.
Y como este sentimiento, además de ser universal, es tan antiguo como la propia raza humana, la historia de San Valentín se remonta a la antigua Roma, concretamente al siglo III, cuando un sacerdote decidió casar a aquellos novios que lo tenían prohibido. Se trataba de parejas formadas por soldados, ya que se creía que los hombres solteros rendían más en el campo de batalla, que los casados, porque no estaban emocionalmente ligados a sus familias.
Valentín, que así se llamaba el sacerdote, se negó a que renunciasen a su amor: los protegía y casaba en secreto, por lo que Claudio III, emperador de Roma por aquel entonces, ordenó su detención y posterior ejecución. Durante su estancia en la cárcel se enamoró de la hija del carcelero, Julia, a la que mandó una carta de amor antes de ser ejecutado, ¿qué día? El 14 de febrero. Desde entonces las cartas y la fecha no podrían tener mejor correspondencia.
Una historia con los ingredientes suficientes para pasar a la historia y que cada 14 de febrero recordemos que, por encima de todos los bombones, las flores, las cenas románticas y los corazones gigantes de peluche, lo único que realmente queda es el amor.



13 de febrero de 2013

Tiempo litúrgico de la Cuaresma


Los católicos empezamos el Tiempo litúrgico de la Cuaresma 






 ¿Sabes? Lo más importante en estos días de Cuaresma es que te ¨CONVIERTAS¨.
¿ Y qué significa convertirse ? Convertirse es ¨cambiar¨, luchar por quitarte lo malo, lo que ofende a Dios . Convertirse es también tratar de ser cada día mejor en todo lo que haces.


 La CUARESMA empieza el MIÉRCOLES DE CENIZA ; este día vamos a la Iglesia para que el
Padre nos haga con ceniza una cruz en la frente y diga ¨Conviértete y cree en el Evangelio ¨ .
¿ Por qué hacemos ésto los católicos ?
Esta costumbre es para recordarnos que todos algún día hemos de morir y que nuestro cuerpo se va a convertir en polvo.
Esto también significa que todo lo ¨material ¨, como nuestra casa, la comida y las cosas
que tenemos, se acaba, y lo único que nos llevamos de este mundo es ¨ LO BUENO Y LO MALO QUE
HAYAMOS HECHO ¨ en nuestra vida.


¿ QUÉ ES LA CUARESMA ?
En la cuaresma recordamos los 40 días que Jesús pasó en el desierto rezando y sin comer para prepararse antes de salir a predicar.
 Cada año Dios te ofrece la Cuaresma como un tiempo especial para tres propósitos:
1) Arrepentirte de tus pecados
2) Hacer penitencia.
3) Convertirte.

1) ARREPENTIRTE DE TUS PECADOS :

Es tiempo de pensar:
¿ Qué pecados he cometido ?
Que de verdad te duela haber ofendido a Dios que ha sido tan bueno contigo.
Es tiempo de arrepentirse y pedir perdón.
Si tus faltas son pequeñas, basta con que tú solo le pidas perdón a Dios y le digas que vas a luchar duro para no volverlo a hacer.
Si tus faltas son graves, debes hacer una CONFESIÓN ; busca al Sacerdote, él es quien puede darte el perdón de Dios.
 Recuerda que Dios te ama muchísimo y que siempre te perdona.

2) HACER PENITENCIA :

Si de verdad te duele haber ofendido a Dios, puedes REPARAR tus faltas, puedes purificar tu alma haciendo sacrificios.
¿ Qué es hacer un sacrificio ?.
Es ofrecer a Dios , porque lo amas, cosas que te cuesten trabajo, como por ejemplo:
no comer algo que querías, ayudar a otro en su trabajo, ser amable con el que te cae gordo, etc.
Cada uno escoge lo que más le cueste.
En estos días de cuaresma piensa cada mañana: ¿ Qué sacrificio voy a ofrecer hoy a Dios ?

3) CONVERTIRTE :

Convertirte es cambiar. Dejar de una vez por todas lo malo y buscar ser mejor.
¡ Si quieres cambiar, ahora es cuando ! Para cambiar de verdad, es muy importante
que hagas buenos propósitos, que pienses cuales cosas concretas quieres cambiar y
luego, cada noche, revises si cumpliste, verás como vas mejorando.
Reza mucho... pídele a Dios su ayuda para cambiar.
¡ Con la ayuda de Dios, puedes lograr cualquier cosa !

AYUNO Y ABSTINENCIA :
 Durante la Cuaresma, la Iglesia nos pide dos sacrificios especiales :

1) AYUNAR --- es decir, hacer una sola comida fuerte al día , el miércoles de ceniza y el viernes santo.
El ayuno obliga a todas las personas de 18 a 59 años.

2) GUARDAR ABSTINENCIA --- es decir, no comer carne todos los viernes de cuaresma.
El no comer carne puede sustituirse por un sacrificio todo los viernes de cuaresma. La abstinencia obliga desde los 14 años



Miércoles de Ceniza: el inicio de la Cuaresma

Miércoles de Ceniza: el inicio de la Cuaresma
13 de febrero 2013
Miércoles de Ceniza:  el inicio de la Cuaresma



La imposición de las cenizas nos recuerda que nuestra vida en la tierra es pasajera y que nuestra vida definitiva se encuentra en el Cielo.

La Cuaresma comienza con el Miércoles de Ceniza y es un tiempo de oración, penitencia y ayuno. Cuarenta días que la Iglesia marca para la conversión del corazón.

Las palabras que se usan para la imposición de cenizas, son:

  • “Concédenos, Señor, el perdón y haznos pasar del pecado a la gracia y de la muerte a la vida”

  • “Recuerda que polvo eres y en polvo te convertirás"

  • “Arrepiéntete y cree en el Evangelio”.


  • Origen de la costumbre

    Antiguamente los judíos acostumbraban cubrirse de ceniza cuando hacían algún sacrificio y los ninivitas también usaban la ceniza como signo de su deseo de conversión de su mala vida a una vida con Dios.

    En los primeros siglos de la Iglesia, las personas que querían recibir el Sacramento de la Reconciliación el Jueves Santo, se ponían ceniza en la cabeza y se presentaban ante la comunidad vestidos con un "hábito penitencial". Esto representaba su voluntad de convertirse.

    En el año 384 d.C., la Cuaresma adquirió un sentido penitencial para todos los cristianos y desde el siglo XI, la Iglesia de Roma acostumbra poner las cenizas al iniciar los 40 días de penitencia y conversión.

    Las cenizas que se utilizan se obtienen quemando las palmas usadas el Domingo de Ramos de año anterior. Esto nos recuerda que lo que fue signo de gloria pronto se reduce a nada.

    También, fue usado el período de Cuaresma para preparar a los que iban a recibir el Bautismo la noche de Pascua, imitando a Cristo con sus 40 días de ayuno.

    La imposición de ceniza es una costumbre que nos recuerda que algún día vamos a morir y que nuestro cuerpo se va a convertir en polvo.Nos enseña que todo lo material que tengamos aquí se acaba. En cambio, todo el bien que tengamos en nuestra alma nos lo vamos a llevar a la eternidad. Al final de nuestra vida, sólo nos llevaremos aquello que hayamos hecho por Dios y por nuestros hermanos los hombres.

    Cuando el sacerdote nos pone la ceniza, debemos tener una actitud de querer mejorar, de querer tener amistad con Dios. La ceniza se le impone a los niños y a los adultos.




    12 de febrero de 2013

    Carnaval

    La palabra carnaval significa adiós a la carne y su origen se remonta a los tiempos antiguos en los que por falta de métodos de refrigeración adecuados, los cristianos tenían la necesidad de acabar, antes de que empezara la Cuaresma, con todos los productos que no se podían consumir durante ese período (no sólo carne, sino también leche, huevo, etc.) 

    Con este pretexto, en muchas localidades se organizaban el martes anterior al miércoles de ceniza, fiestas populares llamadas carnavales en los que se consumían todos los productos que se podrían echar a perder durante la cuaresma.

    Muy pronto empezó a degenerar el sentido del carnaval, convirtiéndose en un pretexto para organizar grandes comilonas y para realizar también todos los actos de los cuales se "arrepentirían" durante la cuaresma, enmarcados por una serie de festejos y desfiles en los que se exaltan los placeres de la carne de forma exagerada, tal como sigue sucediendo en la actualidad en los carnavales de algunas ciudades, como en Río de Janeiro o Nuevo Orleans.





    Benedicto XV- Renuncia al Pontificado


    Benedicto XVI anunció que por la edad avanzada renuncia al ministerio de Obispo de Roma, Sucesor de San Pedro.






    El Papa ha sorprendido al mundo al anunciar que dejará al Pontificado el próximo 28 de febrero y este martes su renuncia seguía acaparando las conversaciones en el corazón de Roma y de todo el Mundo Católico.








    Monográfico sobre el Santo Padre Benedicto XVI





    Nuestra Señora de Lourdes


    11 de febrero


    Historia
    El 11 de febrero de 1858, en la villa francesa de Lourdes, a orilla del río Gave, Nuestra Madre, Santa María manifestó de manera directa y cercana su profundo amor hacia nosotros, apareciéndose ante una niña de 14 años, llamada Bernadette (Bernardita) Soubirous.
    La historia de la aparición empieza cuando Bernardita, quien nació el 7 de enero de 1844, salió, junto a dos amigas, en búsqueda de leña en la Roca de Masabielle. Para ello, tenía que atravesar un pequeño río, pero como Bernardita sufría de asma, no podía meter los pies en agua fría, y las aguas de aquel riachuelo estaban muy heladas. Por eso ella se quedó a un lado del río, mientras las dos compañeras iban a buscar la leña.
    Fue en ese momento, que Bernardita experimenta el encuentro con Nuestra Madre, experiencia que sellaría toda su vida, "sentí como un fuerte viento que me obligó a levantar la cabeza. Volví a mirar y vi que las ramas de espinas que rodeaban la gruta de la roca de Masabielle se estaban moviendo. En ese momento apareció en la gruta una bellísima Señora, tan hermosa, que cuando se le ha visto una vez, uno querría morirse con tal de lograr volverla a ver".
    "Ella venía toda vestida de blanco, con un cinturón azul, un rosario entre sus dedos y una rosa dorada en cada pie. Me saludó inclinando la cabeza. Yo, creyendo que estaba soñando, me restregué los ojos; pero levantando la vista vi de nuevo a la hermosa Señora que me sonreía y me hacía señas de que me acercara. Pero yo no me atrevía. No es que tuviera miedo, porque cuando uno tiene miedo huye, y yo me hubiera quedado allí mirándola toda la vida. Entonces se me ocurrió rezar y saqué el rosario. Me arrodillé. Vi que la Señora se santiguaba al mismo tiempo que yo lo hacía. Mientras iba pasando las cuentas de la camándula Ella escuchaba las Avemarías sin decir nada, pero pasando también por sus manos las cuentas del rosario. Y cuando yo decía el Gloria al Padre, Ella lo decía también, inclinando un poco la cabeza. Terminando el rosario, me sonrió otra vez y retrocediendo hacia las sombras de la gruta, desapareció".
    A los pocos día, la Virgen vuelve a aparecer ante Bernardita en la misma gruta. Sin embargo, al enterarse su madre se disgustó mucho creyendo que su hija estaba inventando cuentos -aunque la verdad es que Bernardita no decía mentiras-, al mismo tiempo algunos pensaban que se trataba de un alma del purgatorio, y a Bernardita le fue prohibido volver a la roca y a la gruta de Masabielle.
    A pesar de la prohibición, muchos amigos de Bernardita le pedía que vuelva a la gruta; ante ello, su mamá le dijo que consultara con su padre. El señor Soubiruos, después de pensar y dudar, le permitió volver el 18 de febrero.
    Esta vez, Bernardita fue acompañada por varias personas, que con rosarios y agua bendita esperaban aclarar y confirmar lo narrado. Al llegar todos los presentes comenzaron a rezar el rosario; es en ese momento que Nuestra Madre se aparece por tercera vez. Bernardita narra así esta aparición: "Cuando estábamos rezando el tercer misterio, la misma Señora vestida de blanco se hizo presente como la vez anterior. Yo exclamé: 'Ahí está'. Pero los demás no la veían. Entonces una vecina me acercó el agua bendita y yo lancé unas gotas de dicha agua hacia la visión. La Señora se sonrió e hizo la señal de la cruz. Yo le dije: 'Si vienes de parte de Dios, acércate'. Ella dio un paso hacia delante".
    Luego, la Virgen le dijo a Bernadette: "Ven aquí durante quince días seguidos". La niña le prometió hacerlo y la Señora le expresó "Yo te prometo que serás muy feliz, no en este mundo, sino en el otro".
    Luego de este intenso momento que cubrió a todos los presentes, la noticia de las apariciones se corrió por toda el pueblo, y muchos acudían a la gruta creyendo en el suceso, aunque otros se burlaban.
    Entre el 11 de febrero y el 16 de julio de 1858 hubo 18 apariciones. Éstas se caracterizaron por la sobriedad de las palabras de la Virgen, y por la aparición de una fuente de agua que brotó inesperadamente junto al lugar de las apariciones y que desde entonces es un lugar de referencia de innumerables milagros constatados por hombres de ciencia.



     Jornada Mundial del enfermo


    La Jornada Mundial del enfermo es un momento apropiado para que las comunidades cristianas y la sociedad cultiven su sensibilidad y su atención hacia los enfermos. Como cada año este día marca el comienzo de la Campaña, que culminará con la celebración en la Pascua del Enfermo, el VI Domingo de Pascua, 13 de Mayo. Este año fija su atención en el Buen Samaritano, y nos propone como el mismo Jesús, hacer nosotros lo mismo.

    La Campaña se celebra en el Año de la fe: «El Año de la fe será una buena oportunidad para intensificar el testimonio de la caridad. La fe y el amor se necesitan mutuamente [...]. Gracias a la fe podemos reconocer en quienes piden nuestro amor el rostro del Señor resucitado […] y es su mismo amor el que nos impulsa a socorrerlo, cada vez que se hace nuestro prójimo en el camino de la vida» (Porta fidei, 14). «No paséis de largo ante el sufrimiento humano, donde Dios os espera para que entreguéis lo mejor de vosotros mismos: vuestra capacidad de amar y de compadecer». (Benedicto XVI, JMJ 2012).

    La Campaña se celebra en medio de una crisis que está produciendo graves e injustas desigualdades y muchosufrimiento, tanto en los enfermos como en los que los atienden y cuidan. En esta situación somos invitados a «evitar el despilfarro y el uso indebido del capital público, a fin de que los recursos disponibles, administrados con sabiduría y equidad, sirvan para asegurara cuantos lo necesitan la prevención y la asistencia en caso de enfermedad». (Juan Pablo
    II, JME 1993) Y el Mensaje del Sínodo nos recuerda que «el gesto de la caridad, al mismo tiempo, debe ser acompañado por el compromiso con la justicia, con una llamada que se realiza a todos, ricos y pobres». (Mensaje Sínodo 2012, 12).









    LA HISTORIA DEL BUEN SAMARITANO






    Manos Unidas






    La Campaña de este año, centrada en la promoción de la igualdad entre los sexos y la autonomía de la mujer, se celebra con el lema: “No hay justicia sin igualdad”. La causa de la justicia nos apremia. Sólo el reconocimiento de la igual dignidad del hombre y la mujer nos permitirá construir un mundo más justo y el pleno desarrollo de todos. Manos Unidas quiere ser una llamada a la conciencia de la sociedad para que colabore en la defensa del desarrollo integral de cada persona y de todos sus derechos, gravemente conculcados en un mundo donde muchas mujeres son víctimas de la violencia, son objeto de explotación económica, carecen de libertad, de capacidad para tomar las mismas decisiones que el hombre o de ser titular de los mismos bienes. En esta situación, la educación juega un papel clave para acabar con las desigualdades. No podemos olvidar que dos terceras partes de las personas analfabeta del mundo son mujeres, lo cual les impide afrontar su vida en pie de igualdad con los hombres



    3 de febrero de 2013

    Año Jubilar - San Juan de Ávila


    El Año Jubilar en el Año de la fe

    Este año es especial para nuestra Iglesia diocesana. No solo es el Año de la fe, sino que además tenemos la gracia de vivir un Jubileo. De esta forma, el Año de la fe para la Iglesia de todo el mundo, tiene una «forma» extraordinaria
    de vivirse en Ciudad Real: al lado del ejemplo y del itinerario espiritual de san Juan de Ávila.
    La peregrinación preparada en Almodóvar del Campo tiene un marcado carácter vocacional, puesto que fue allí donde Juan de Ávila discernió qué debía hacer con su vida, entregándola después a Cristo en el sacerdocio.


    El logo del Jubilar del Año Jubilar

    El logo del Jubileo combina la letra jota y la a, para leer de izquierda a derecha o de derecha a izquierda, tanto Año Jubilar como Juan de Ávila.
    Además, las dos jotas, aunque estilizadas, conforman un ancla que es uno de los símbolos más antiguos utilizados por el cristianismo para hablar de la fe. La fe está anclada  y es fuerte porque «hemos conocido el amor». En este mismo sentido, el Año Jubilar se enclava dentro del Año de la fe, es nuestra forma particular de vivirlo, con la gracia jubilar. Será san Juan de Ávila, que nos ha enseñado la fe con sus palabras de manera tan eficaz que la Iglesia lo han proclamado Doctor, quien nos acompañe a conocer y vivir la fe. Él nos muestra a Cristo, él nos «enseña» al Salvador.
    El ancla, formada por las dos jotas, está presidida por la cruz. Es el Señor quien lo ha hecho, en quien creemos, y su cruz la que nos salva. La cruz sujeta nuestra ancla, hace que la fe esté anclada, que sea fuerte. Y por último: Almodóvar, con una tipografía claramente distinta, que evoca el tiempo actual, indicamos el lugar físico en el que se celebra el Jubileo y el lugar de nacimiento del santo.














    2 de febrero de 2013

    Jornada Mundial de la Vida Consagrada

    Jornada Mundial de la Vida Consagrada
     2 de febrero

    La Jornada de la Vida consagrada se celebrará en la fiesta en que se hace memoria de la presentación que María y José hicieron de Jesús en el templo "para ofrecerlo al Señor" (Lc 2, 22).

    La celebración de la Jornada Mundial de la Vida Consagrada, que tiene lugar por primera vez el 2 de febrero de 1997 tiene como objetivo ayudar a toda la Iglesia a valorar cada vez más el testimonio de quienes han elegido seguir a Cristo de cerca mediante la práctica de los consejos evangélicos y, al mismo tiempo, quiere ser para las personas consagradas una ocasión propicia para renovar los propósitos y reavivar los sentimientos que deben inspirar su entrega al Señor 

    La misión de la vida consagrada en el presente y en el futuro de la Iglesia, en el tercer milenio, no se refiere sólo a quienes han recibido este especial carisma, sino a toda la comunidad cristiana. En la exhortación apostólica post-sinodal Vita consecrata, publicada en 1996 por Juan Pablo II, escribía: "En realidad, la vida consagrada está en el corazón mismo de la Iglesia como elemento decisivo para su misión, ya que «indica la naturaleza íntima de la vocación cristiana» y la aspiración de toda la Iglesia Esposa hacia la unión con el único Esposo" (n. 3). A las personas consagradas, pues, quisiera repetir la invitación a mirar el futuro con esperanza, contando con la fidelidad de Dios y el poder de su gracia, capaz de obrar siempre nuevas maravillas: "¡Vosotros no solamente tenéis una historia gloriosa para recordar y contar, sino una gran historia que construir! Poned los ojos en el futuro, hacia el que el Espíritu os impulsa para seguir haciendo con vosotros grandes cosas" (ib., 110).






    Los motivos de la Jornada de la Vida Consagrada 

    La finalidad de dicha jornada es por tanto triple: en primer lugar, responde a la íntima necesidad de alabar más solemnemente al Señor y darle gracias por el gran don de la vida consagrada que enriquece y alegra a la comunidad cristiana con la multiplicidad de sus carismas y con los edificantes frutos de tantas vidas consagradas totalmente a la causa del Reino. Nunca debemos olvidar que la vida consagrada, antes de ser empeño del hombre, es don que viene de lo Alto, iniciativa del Padre, "que atrae a sí una criatura suya con un amor especial para una misión especial" (ib., 17). Esta mirada de predilección llega profundamente al corazón de la persona llamada, que se siente impulsada por el Espíritu Santo a seguir tras las huellas de Cristo, en una forma de particular seguimiento, mediante la asunción de los consejos evangélicos de castidad, pobreza y obediencia. Estupendo don.

    "¿Qué sería del mundo si no existieran los religiosos?", se preguntaba justamente santa Teresa (Libro de la vida, c. 32,11). He aquí una pregunta que nos lleva a dar incesantes gracias al Señor, que con este singular don del Espíritu continúa animando y sosteniendo a la Iglesia en su comprometido camino en el mundo.

    En segundo lugar, esta Jornada tiene como finalidad promover en todo el pueblo de Dios el conocimiento y la estima de la vida consagrada.

    Como ha subrayado el Concilio (cfr. Lumen gentium, 44) y yo mismo he tenido ocasión de repetir en la citada exhortación apostólica, la vida consagrada "imita más de cerca y hace presente continuamente en la Iglesia la forma de vida que 

    Jesús, supremo consagrado y misionero del Padre para su Reino, abrazó y propuso a los discípulos que le seguían" (n. 22). Esta es, por tanto, especial y viva memoria de su ser 

    de Hijo que hace del Padre su único Amor -he aquí su virginidad-, que encuentra en Él su exclusiva riqueza -he aquí su pobreza- y tiene en la voluntad del Padre el "alimento" del cual se nutre (cfr Jn 4,34) -he aquí su obediencia.

    Esta forma de vida abrazada por Cristo y actuada particularmente por las personas consagradas, es de gran importancia para la Iglesia, llamada en cada uno de sus miembros a vivir la misma tensión hacia el Todo de Dios, siguiendo a Cristo con la luz y con la fuerza del Espíritu Santo.

    La vida de especial consagración, en sus múltiples expresiones, está así al servicio de la consagración bautismal de todos los fieles. Al contemplar el don de la vida consagrada, la Iglesia contempla su íntima vocación de pertenecer sólo a su Señor, deseosa de ser a sus ojos "sin mancha ni arruga ni cosa parecida, sino santa e inmaculada" (Ef 5,27).

    Se comprende así, pues, la oportunidad de una adecuada Jornada que ayude a que la doctrina sobre la vida consagrada sea más amplia y profundamente meditada y asimilada por todos los miembros del pueblo de Dios.

    El tercer motivo se refiere directamente a las personas consagradas, invitadas a celebrar juntas y solemnemente las maravillas que el Señor ha realizado en ellas, para descubrir con más límpida mirada de fe los rayos de la divina belleza derramados por el Espíritu en su género de vida y para hacer más viva la conciencia de su insustituible misión en la Iglesia y en el mundo.

    En un mundo con frecuencia agitado y distraído, la celebración de esta Jornada anual ayudará también a las personas consagradas, comprometidas a veces en trabajos sofocantes, a volver a las fuentes de su vocación, a hacer un balance de su vida y a renovar el compromiso de su consagración. Podrán así testimoniar con alegría a los hombres y a las mujeres de nuestro tiempo, en las diversas situaciones, que el Señor es el Amor capaz de colmar el corazón de la persona humana.

    Existe realmente una gran necesidad de que la vida consagrada se muestre cada vez más "llena de alegría y de Espíritu Santo", se lance con brío por los caminos de la misión, se acredite por la fuerza del testimonio vivido, ya que "el hombre contemporáneo escucha más a gusto a los testigos que a los maestros, o si escucha a los maestros lo hace porque son testigos" (Evangelii nuntiandi, n. 41).






    Día de la Candelaria

    2 de febrero

    El día 2 de febrero de cada año, se recuerda esta presentación del Niño Jesús al templo, llevando a alguna imagen del Niño Dios a presentar a la iglesia o parroquia. También ese día, se recuerdan las palabras de Simeón, llevando candelas (velas hechas de parafina pura) a bendecir, las cuales simbolizan a Jesús como luz de todos los hombres. De aquí viene el nombre de la "Fiesta de las candelas" o el "Día de la Candelaria".







     La Presentación de Jesús
    en el Templo


    La Presentación de Jesús El relato de este hermoso hecho lo podemos leer en San Lucas, Capítulo 2, vs. 22-39.La Ley de Moisés mandaba que a los 40 días de nacido un niño fuera presentado en el templo. Hoy dos de febrero se cumplen los 40 días, contando desde el 25 de diciembre, fecha en la que celebramos el nacimiento de Jesús.
    Los católicos hemos tenido la hermosa costumbre de llevar los niños al templo para presentarlos ante Nuestro Señor y la Santísima Virgen. Esta es una costumbre que tiene sus raíces en la Santa Biblia. Cuando hacemos la presentación de nuestros niños en el templo, estamos recordando lo que José y María hicieron con el Niño Jesús.
    La Ley de Moisés mandaba que el hijo mayor de cada hogar, o sea el primogénito, le pertenecía a Nuestro Señor y que había que rescatarlo pagando por él una limosna en el templo. Esto lo hicieron María y José.
    Por mandato del Libro Sagrado, al presentar un niño en el templo había que llevar un cordero y una paloma y ofrecerlos en sacrificio al Señor (el cordero y la paloma son dos animalitos inofensivos e inocentes y su sangre se ofrecía por los pecados de los que sí somos ofensivos y no somos inocentes. Jesús no necesitaba ofrecer este sacrificio, pero quiso que se ofreciera porque El venía a obedecer humildemente a las Santas Leyes del Señor y a ser semejante en todo a nosotros, menos en el pecado).
    La Ley decía que si los papás eran muy pobres podían reemplazar el cordero por unas palomitas. María y José, que eran muy pobres, ofrecieron dos palomitas en sacrificio el día de la Presentación del Niño Jesús.
    En la puerta del templo estaba un sacerdote, el cual recibía a los padres y al niño y hacía la oración de presentación del pequeño infante al Señor.
    En aquel momento hizo su aparición un personaje muy especial. Su nombre era Simeón. Era un hombre inspirado en el Espíritu Santo. Es interesante constatar que en tres renglones,
    San Lucas nombra tres veces al Espíritu Santo al hablar de Simeón. Se nota que el Divino Espíritu guiaba a este hombre de Dios.
    El Espíritu Santo había prometido a Simeón que no se moriría sin ver al Salvador del mundo, y ahora al llegar esta pareja de jóvenes esposos con su hijito al templo, el Espíritu Santo le hizo saber al profeta que aquel pequeño niño era el Salvador y Redentor.
    La Presentación de JesúsSimeón emocionado pidió a la Sma. Virgen que le dejara tomar por unos momentos al Niño Jesús en sus brazos y levantándolo hacia el cielo proclamó en voz alta dos noticias: una buena y otra triste.
    La noticia buena fue la siguiente: que este Niño será iluminador de todas las naciones y que muchísimos se irán en favor de él, como en una batalla los soldados fieles en favor de su bandera. Y esto se ha cumplido muy bien. Jesús ha sido el iluminador de todas las naciones del mundo. Una sola frase de Jesús trae más sabiduría que todas las enseñanza de los filósofos. Una sola enseñanza de Jesús ayuda más para ser santo que todos los consejos de los psicólogos.
    La noticia triste fue: que muchos rechazarán a Jesús (como en una batalla los enemigos atacan la bandera del adversario) y que por causa de Jesús la Virgen Santísima tendría que sufrir de tal manera como si una espada afilada le atravesara el corazón. Ya pronto comenzarán esos sufrimientos con la huida a Egipto. Después vendrá el sufrimiento de la pérdida del niño a los 12 años, y más tarde en el Calvario la Virgen padecerá el atroz martirio de ver morir a su hijo, asesinado ante sus propios ojos, sin poder ayudarlo ni lograr calmar sus crueles dolores.
    Y Jesús ha llegado a ser como una bandera en una batalla: los amigos lo aclaman gritando "hosanna", y los enemigos lo atacan diciendo "crucifícale". Y así ha sido y será en todos los siglos. Y cada vez que pecamos lo tratamos a El como si fuéramos sus enemigos, pero cada vez que nos esforzamos por portarnos bien y cumplir sus mandatos, nos comportamos como buenos amigos suyos.
    Después de este interesante hecho de la Presentación de Jesús en el templo, la Virgen María meditaba y pensaba seriamente en todo esto que había escuchado.Ojalá también nosotros pensemos, meditemos y saquemos lecciones de estos hechos tan importantes.

    No hay justicia sin igualdad



    Manos Unidas. Campaña contra el hambre
    Esta semana está marcada por la Campaña contra el hambre de Manos Unidas [28/1/2013]



    Cartel de la Campaña 2013 "Sin Justicia no hay Igualdad"



    Con el Día del Ayuno Voluntario del próximo viernes arranca la Campaña de Manos Unidas que este año tiene como lema "No hay justicia sin igualdad". Toda esta semana estará llena de actos que buscarán que sigamos siendo sensibles a las necesidades de los otros, también de aquellos que viven lejos 
    promoviendo la igualdad entre los sexos y la autonomía de la mujer,desde el principio de que el hombre y la mujer tienen la misma dignidad.
    La presente Campaña quiere ser una llamada a la conciencia de la sociedad para que defienda el desarrollo integral de las personas y el cumplimiento de sus derechos fundamentales, gravemente conculcados en muchas partes del mundo.

    Son numerosos los países en los que la mujer padece una grave desigualdad y es víctima de la violencia física, sexual y psicológica, incluyendo la violación como arma de guerra. De todo el comercio internacional de seres humanos, cerca del 70% es de niñas y mujeres.

    Los principales factores que generan esa desigualdad son: pobreza y hambre, analfabetismo, abuso y explotación sexual, enfermedades contraídas como el sida, carecer de atención médica durante la gestación y el parto, matrimonios infantiles…

    Acabar con las raíces de la discriminación de la mujer y colaborar en proyectos que impulsen su desarrollo integral, son objetivos de Manos Unidas, por ser  la mujer pilar fundamental para el desarrollo de sus pueblos.

    Benedicto XVI así lo manifestaba “...en las tierras donde hay más pobreza, en las regiones devastadas por la guerra, casi siempre son las mujeres las que mantienen intacta la dignidad humana, defienden la familia y tutelan los valores culturales y religiosos”. 
    Programa de Actos en el Teatro Quijano. Arciprestazgo de Ciudad Real  [Descarga]
    Programa de actos de la Campaña 2013 en diversas localidades [Descarga]




    En este vídeo correspondiente a la campaña del año 2013, la 54ª Campaña contra el Hambre de Manos Unidas "No hay justicia sin igualdad" basada en el Objetivo de Desarrollo del Milenio número 3, se hace un breve repaso sobre la situación de la mujer en el mundo y se recogen diferentes iniciativas impulsadas por Manos Unidas para cambiar esta realidad.