Páginas

28 de octubre de 2018

DÍA DE TODOS LOS SANTOS


El 1 de noviembre la Iglesia Católica se llena de alegría al celebrar la Solemnidad de Todos los Santos, tanto aquellos conocidos como los desconocidos, que con su vida son ejemplo de que sí es posible llegar al cielo.
“Hoy nosotros estamos inmersos con el espíritu entre esta muchedumbre innumerable de santos, de salvados, los cuales, a partir del justo Abel, hasta el que quizá está muriendo en este momento en alguna parte del mundo, nos rodean, nos animan, y cantan todos juntos un poderoso himno de gloria”, decía San Juan Pablo II un primero de noviembre de 1980.
Esta celebración tuvo sus orígenes por el siglo IV debido a la gran cantidad de mártires en la Iglesia. Más adelante el 13 de mayo del 610 el Papa Bonifacio IV dedica el Panteón romano al culto cristiano, colocando de titulares a la Bienaventurada Madre de Dios y a todos los mártires. Es así que se les empieza a festejar en esta fecha.
Posteriormente el Papa Gregorio IV, en el siglo VII, trasladó la fiesta al 1 de noviembre, muy probablemente para contrarrestar la celebración pagana del “Samhain” o año nuevo celta (en la actualidad Halloween) que se celebra la noche del 31 de octubre.
En el 2013 el Papa Francisco, ante una gran multitud de gente, exhortó: “Dios te dice: no tengas miedo de la santidad, no tengas miedo de apuntar alto, de dejarte amar y purificar por Dios, no tengas miedo de dejarte guiar por el Espíritu Santo. Dejémonos contagiar por la santidad de Dios”.



ACTIVIDADES:













    










LETRA DE LA CANCIÓN: PARA SER SANTOS

Para ser santo hay que ser feliz
No hay santidad sin felicidad
Para ser santo hay que ser feliz primero
Para ser santo hay que ser sencillo

no hay santidad sin sencillez
Para ser santo hay que ser sencillo primero
Para ser santo hay que estar un poco loco, un poco loco

Un poco loco para ser feliz
Un poco loco para ser sencillo
Un poco loco para estar enamorado y loco por Dios
Para ser santo hay que dar amor

No hay santidad si no hay amor
Para ser santo hay que trabajar y jugar
Para ser santo hay que dar mucho amor primero
Para ser santo hay que obedecer

No hay santidad sin obediencia
Para ser santo hay que obedecer primero
Para ser santo hay que hacerse como un niño, como un niño para ser santo

Un poco loco para dar amor un poco loco para obedecer
Un poco loco para estar enamorado y loco por Dios
Para ser santo hay que orar y cantar

No hay santidad sin oración
Para ser santo hay que orar y cantar primero
Para ser santo hay que trabajar no hay santidad si no hay esfuerzo
Para ser santo hay que trabajar primero

Para ser santo hay que trabajar y jugar todo a su tiempo
Y darse tiempo para orar y cantar
Y darse tiempo para amar
Y darse tiempo para estar enamorado y loco por Dios.

Un poco loco para dar amor
Un poco loco para ser feliz
¡Un poco loco para estar enamorado y loco por Dios.!





El día de Todos Los Santos se celebra el 1 de Noviembre en España. Tradicionalmente es día festivo, no laborable en todo el país. El día 2 de Noviembre se conmemoran Los Fieles Difuntos.
Es una de las fiestas más importante del año, tanto por su significado religioso como por sus costumbres, tradiciones y ritos muy arraigados y que se practican desde hace siglos.

Origen

A principios del siglo IV, la persecución del imperio romano, en concreto de Diocleciano a los cristianos, produjo tantos mártires, que la Iglesia instauró un día común para ellos, fuesen o no conocidos: el Día de Todos Los Santos.
La celebración varió de fecha hasta que Gregorio III en el siglo VIII fijó el día 1 de Noviembre. Posteriormente Gregorio IV en el siglo IX extendió la festividad a toda la Iglesia.
Desde entonces en todos los países de tradición católica se celebran fiestas y rituales en honor a todos Los Santos.

Celebración

Por su significado religioso y profano, por la relación de vida y muerte y por la carga tradicional de siglos, estas fechas tienen una multitud de costumbres y ritos en los distintos países, incluso en las distintas regiones y ciudades de un mismo país.
En España los días 1 y 2 es costumbre visitar las tumbas de amigos, familiares y seres queridos fallecidos. Se limpian las tumbas, se engalanan con flores frescas y se reza por y junto a ellos haciéndoles compañía.
Los cementerios se llenan de gentes, colores y olores. A la tristeza por la añoranza de los que ya no están con nosotros se une también la celebración de la vida, la fiesta, como si de un brindis en honor a ellos se tratara.
Durante estos días los escenarios españoles se llenan con los personajes de “Don Juan Tenorio” obra escrita por Zorrilla. Una de las escenas más conocida de esta obra escrita en verso, se desarrolla en un cementerio y con apariciones de muertos.
Los hay, muy atrevidos, que bien entrada la noche la representan en cementerios. Estas fiestas como todas las de nuestro país están íntimamente relacionadas con la gastronomía, pues otra de las costumbres es comer dulces.
No pueden faltar los buñuelos de viento: masa frita en forma de bola, rellena de chocolate o crema. La tradición dice que por cada buñuelo de viento que se coma, se salva un alma del purgatorio. Los huesos de santo son dulces típicos que consisten en una masa de mazapán cuya forma se asemeja a un dedo.
No hay que olvidar los “panellets”, masa dulce hecha con azúcar, almendra molida, huevo y ralladura de limón recubierta con clara de huevo y piñones.
También podremos endulzarnos este día con rosquillas de anís y patatas asadas en Salamanca, arroz y "fallaetes" en Alicante, borrachillos en Andalucía, rosarios hechos de caramelos y azúcar en Mallorca, pestiños en Jaén o pan de higo en Murcia.
En cuanto a los muertos y las ánimas, existen diversas creencias y tradiciones:
  • En algunos lugares de Castilla existe la creencia de que los muertos salen de sus tumbas el día 2 de Noviembre por la noche, para asustar a los que andan rezagados por las calles y caminos.
  • En Galicia se cree que los difuntos asisten a las misas que se ofrecen por ellos.
  • En Concentaina (Alicante) se celebra la Feria de Todos Los Santos, desde 1326. Una licencia de mercado concedida por el Rey de Aragón Pedro IV el Ceremonioso, la ha convertido en una de las ferias (de maquinaria agrícola, zoco árabe, mercado cristiano, zona de animales) más antiguas, conocidas e importantes del país.
  • En Canarias, las familias se reúnen y cuentan anécdotas e historias de familiares y amigos muertos, comiendo frutos secos y bebiendo anís, vino dulce o ron con miel. En algunos pueblos se baila por las calles al son de la música.
  • En Cádiz se celebra el Día de Los Muertos de Carnaval. Resulta un espectáculo curioso y divertido ir de compras a los mercados donde los conejos, cerdos y gallinas a la venta y a la vista están disfrazados.
  • En Begijar (Jaén) los jóvenes salen a la calle con cazuelas llenas de gachas y tapan las cerraduras de las viviendas para que no entren en ellas los malos espíritus.
  • En Baños de la Encina (Jaén) antiguamente las campanas de la iglesia no paraban de repicar día y noche, con ocasión de Los Difuntos. Los hombres marchaban al campo para alejarse del ruido, mientras las mujeres se quedaban rezando. Hoy en día las campanas no repican como antaño pero se organizan peñas que se van al campo a pasar unos días, comer gachas dulces, cantar y pasarlo bien.
  • El día de “Tozantos” como lo llaman en Benacazon (Sevilla) se sale al campo a pasar el día, a “echar los santos”· como lo llaman.
  • En Ceuta es el día de la mochila. Con un macuto lleno de fruta y frutos secos pasan un día campestre.
  • En Zamora las cofradías de las Ánimas organizan el 1 de Noviembre procesiones por los cementerios llevando velas encendidas para mostrar el camino a las ánimas, mientras rezan el rosario.
  • En Tajueco (Soria) se celebra el Ritual de las Ánimas, una procesión encabezada por un sacerdote. Se forman dos grupos, casados y solteros que corean las estrofas del cántico de las animas. Al finalizar se toca la campanilla y se reparten pastelillos y vino. Durante toda la procesión las campanas del pueblo tocan a muerte.
  • En la región de Murcia se organizan mercadillos callejeros donde se venden flores y productos típicos como el arrope, calabazate, pan de higo, carne de membrillo o frutos secos.
  • En pueblos de Galicia debido al arraigo celta, del que derivan también las tradiciones anglosajonas; se visten de seres mágicos y tallan calabazas en forma de cara para ahuyentar y despistar a los espíritus. También se hacen marchas o procesiones de muertos o ánimas que por la noche vagan errantes por los caminos en busca de las almas de los que han fallecidos.
Así, de tantas y variopintas maneras honramos a todos los Santos, alegramos el descanso de nuestros difuntos y celebramos con dulces bocados el que descansen en paz, iluminando con fervor y generosidad a las ánimas benditas en su camino.
Fuentes:

SAN JUDAS TADEO


San Judas Tadeo es uno de los santos más populares, a causa de los numerosos favores celestiales que consigue a sus devotos que le rezan con fe. En Alemania, Italia, América y muchos sitios más, tiene numerosos devotos que consiguen por su intercesión admirable ayuda de Dios, especialmente en cuanto a conseguir empleo, casa u otros beneficios.